google-site-verification=G_UfJPSAE1UVGtjbKkaL56T_eH7DK-_KW4SBspJxrq0

Claves y curiosidades del "Black Friday"

  • 9 Comments

El germen del Black Friday se empezó a generar en la horas previas al que es considerado día del año para la sociedad estadounidense. Un fenómeno que nació a mediados de los años sesenta en Norteamérica como fruto del curioso termómetro comercial existente en la víspera del día de acción de gracias. Las calles de las diferentes ciudades del país de repente se empezaron a contagiar de una emergente energía consumidora que supieron aprovechar las tiendas para hacer caja. Hablamos de una época en la que la contabilidad de los comercios se realizaba a mano, reflejando en tinta roja las pérdidas y negro todos aquellos beneficios registrados durante la jornada. El color negro inundaba las libretas de los comerciantes en las horas inmediatamente posteriores al famoso día de los descuentos. De ahí el nombre de viernes negro, que como no podía ser de otro modo, también se ha convertido en todo un clásico en nuestro país.Un logrado proyecto piloto de la campaña venidera de navidad y momento en el que las grandes marcas miden el impacto de sus productos rebajando sus precios.

Con el paso de los años, los gurús del marketing han perfeccionado la técnica, y el fin de fiesta ha dejado de ser en muchos casos la hora de cierre del viernes. El Black Friday estira ya sus tentáculos hasta bien avanzado el último fin de semana de Noviembre y en ocasiones empalma con su secuela, el Cyber Monday, que no deja de ser un vaso comunicante de la campaña y un recurso adicional para exprimir las emociones de los compradores hasta el último minuto.

Detrás de este día tan especial existen innumerables anécdotas. En Estados Unidos, en los últimos diez años han muerto más personas durante la celebración del Black Friday que por ataques de tiburón. La lista negra de víctimas del pánico consumidor sigue ascendiendo y ya son once las personas que han perdido la vida en los comercios desde el año 2008.

Una comparativa tan significativa como reveladora. Una década en la que seis bañistas han muerto en las mandíbulas de diferentes escualos que atacado las pobladas playas de Florida y California. Mientras tanto, el número de heridos a causa de la fiebre de los descuentos en el mismo periodo de tiempo y hasta la fecha ha ido aumentando hasta llegar a 111 personas. El Black Friday incluso dispone de su propio contador digital de accidentes, recogidos en una web especializada en esta auditoria tan particular. Estampidas, peleas, tiroteos, caídas de mobiliario, accidentes en aparcamientos, asfixias etc… Es la hoja de presentación de una fecha que aun con semejantes registros ha sido exportada en masa por la mercadotecnia de los diferentes países occidentales. Un trending topic en toda regla.

Salir de compras han dejado de ser algo racional para pasar a una esfera en la que los impulsos han sido superados por las emociones. De la misma manera que comemos emocionalmente también nos sentimos plenos cuando agarramos esa prenda que nos hace parecer especiales. El cerebro límbico empieza a generar inquietantes necesidades en ocasiones desconocidas para nosotros. Un momento clave en el que se produce la famosa toma de decisiones. El neocórtex (cerebro racional) es superado como un tsunami por el deseo más absoluto. Aquello que deseamos, por si fuera poco está rebajado de precio, añadiendo el miedo a esa emoción ya de por si descontrolada. Temor a quedarnos sin ello o a que nos cueste más de lo que estamos dispuestos a pagar.

En unas horas, la tecnología, los patinetes y los videojuegos combatirán encarnizadamente con el retail por convertirse un año más en los productos más deseados por los consumidores. El Black Friday ya está aquí.

Older Post Newer Post

9 Comments

  • 1"’`—

    1 on
  • 1

    1 on
  • 1

    1 on
  • 1

    1"'`-- on
  • 1

    1 on
  • 1)

    1 on
  • 1

    1 on
  • 1

    1 on
  • 1

    1) on

Leave a comment