google-site-verification=G_UfJPSAE1UVGtjbKkaL56T_eH7DK-_KW4SBspJxrq0

Entendiendo el Yoga - ¿Cómo afecta a tu modo de vida?

Seguro que habéis paseado cientos de veces por delante de un centro de Yoga sin reparar en lo que realmente hay en el interior de esos lugares tan envueltos en mística. En realidad, para el público al uso, certezas existen pocas, salvo esa sensación de que si lo practica nuestra actriz preferida por algo será, sumado al hecho de que en más de una ocasión personalmente nos hayamos tirado el rollo interesante afirmando que también es nuestro deporte de cuna.

Lo que es evidente es que quien considere el yoga como otro mero vehículo para mantenernos en forma, ignora otra serie de “poderes” adicionales capaces de dejarnos sin palabras. Sí, eso que hemos estado contemplando desinteresadamente resulta que favorece y mucho la salud de quienes lo practican.

Precisamente en este punto reside la clave para entender el Yoga, en esos beneficios ocultos que hacen de este arte una disciplina única.

Significado del Yoga

¿Qué es realmente el Yoga? Unos hablan de método ancestral de entrenamiento, otros de una rareza repleta de innumerables e incómodas posturas, pero en realidad su nombre significa “unión”. El Yoga conecta cuerpo-mente-espíritu a través del lenguaje corporal, la meditación y el control consciente de la respiración. Una secuencia perfecta llena de virtudes.

Yoga no es flexionar el cuerpo hasta partirnos por la mitad mientras intentamos aguantar la respiración, sino más bien un mecanismo para experimentar la realidad en su más amplio término. Una llave maestra para conocer la verdadera naturaleza de la existencia humana. Las puertas del universo, abiertas de par en par ante nosotr@s, permitiendo esa famosa unión a la cual hace honor su nombre.El Yoga es pues el pegamento vital perfecto.

El maestro Patanjali, fundador de sus bases allá por el SIII antes de Cristo, no se equivocaba al augurar que una postura adecuada (denominada “asana” en el argot del lugar) permitía armonizar mente-cuerpo-alma y destapar todas las habilidades ocultas que había en el ser humano.

Beneficios físicos y emocionales del yoga

El yoga proporciona todo tipo de aportes positivos, desde la reducción de la presión arterial hasta la elevación del umbral del dolor hasta límites insospechados. Además, reduce las pulsaciones favoreciendo que el corazón necesite menos esfuerzo a la hora de realizar su tarea.

En líneas generales, desarrollar la técnica de una manera adecuada produce infinitos beneficios. Practicar yoga con conocimiento favorece la capacidad pulmonar, oxigena la sangre, mejora el rendimiento del corazón, activa el sistema digestivo, elimina los gases y la indigestión, nos aporta mayor inmunidad ante agentes amenazantes, ayuda a la regeneración celular, al equilibrio del metabolismo, rejuvenece, aumenta la autoconfianza y mejora la calidad del sueño.

Si os animáis, no solo notaréis sus beneficios por dentro, sino que los síntomas externos serán también más que evidentes, destacando un mayor control del estrés, mejora en apariencia física, control corporal, incremento de fuerza, logro del peso ideal, mayor equilibrio y alta prevención de lesiones.

Además, el equilibrio mente-cuerpo también fortalece nuestra salud emocional de un modo superlativo. Cuando practicamos yoga llenamos el organismo de una refrescante energía que sube nuestro estado de ánimo de manera inmediata. Un auténtico potenciador de emociones positivas.

Desde el momento en el que estamos sobre la alfombrilla, nuestra mente se relaciona directamente con la actividad que estamos realizando, liberándose de toda la carga tensional a la que ha estado sometida hasta ese preciso instante. Es lo que se conoce como desestrés. Una maravillosa purga fruto de la atención plena sobre lo que estamos haciendo, dejando de lado todo aquello que nos perturba.

Al entregarnos en cuerpo y alma al yoga, logramos controlar nuestros niveles de ansiedad, combatimos la ira y la depresión, mejoramos en autocontrol, perfeccionamos los niveles de concentración y nos liberamos socialmente.

¿A qué esperáis? Sacad todas esas piedras de la mochila y poned una alfombrilla en vuestras vidas.

La mejor defensa es un buen ataque

A parte de beneficios físicos y emocionales, el yoga también ejerce una enorme función terapéutica, aliviándonos de afecciones que se interponen en nuestro camino. Asma, artritis, esclerosis múltiple, cáncer, distrofia muscular, escoliosis, migrañas, bronquitis crónica, epilepsia, ciática, trastorno obsesivo compulsivo, estreñimiento, sinusitis, menopausia y dolores de espalda. Son solo algunas de las enfermedades a las que se enfrenta encarnizadamente el yoga de principio a fin.

Los ejercicios más populares

Para sacar el mayor provecho de esta saludable actividad es importante que las posturas que decidáis adoptar de inicio sean lo más cómodas posibles, ya que el desarrollo en la materia dependerá en buena medida de una base sólida de conocimientos sobre las denominadas “asanas” (300 posiciones que forman el yoga Físico). Lo más importante es que escuchéis a vuestro cuerpo y si no llegáis a realizar la figura entera al menos podáis adaptarla a vuestros límites.

Si ya os empieza a picar el gusanillo del sánscrito os proponemos varios ejercicios entre los que no puede faltar la famosa postura de la montaña, considerada como la base de la pirámide del yoga y a partir de la cual se desarrollan muchas otras asanas de pie. Es ideal para prevenir la ciática y alinear la columna.

El siguiente escalón sería el down dog, del que dicen que si haces al menos uno al día te mantienes lejos del médico de por vida. En este ejercicio, el cuerpo forma un triángulo equilátero cuya base es el suelo.

Por su parte, la plancha es el mejor asana para endurecer el abdomen y el triángulo el favorito para hacer cinturita y abrir los pulmones.

Si aún os quedan fuerzas, convertiros en árbol y comprobad vuestro equilibrio y coordinación a una sola pierna. Continuad con las posturas warrior, en sus variantes 1 y 2, ya que son el ejercicio fetiche para fortalecer todo el tren inferior. Si ya habéis tenido bastante, aprovechad la postura del niño para descansar y recuperar el aliento.

Destinos más fascinantes para practicar yoga

Entre los lugares más destacados para dar rienda suelta al aprendizaje del yoga se encuentran siete exclusivos escenarios distribuidos por medio mundo.

1. Pemuteran (Bali). Un pequeño pueblo pesquero situado en el noroeste de la isla. Considerado como una de las cunas del submarinismo, allí, entre preciosa vegetación virgen y playas de ensueño, también se encuentra un punto de encuentro perfecto para yogis de todo el mundo.

2. Atolón de North Male (Islas Maldivas). Una colección de pequeñas islas flotantes en las que practicar yoga se convierte en todo un desafío. Ver como bajo vuestros pies está el agua no tiene precio y eso bien lo saben los que hasta allí peregrinan esterilla en mano durante los trescientos sesenta y cinco días del año. Un escenario incomparable.

3. Tofo (Mozambique). Una exótica playa urbana a la que acuden mantas, delfines y ballenas.

4. Kahuraho (India). Base nodriza del yoga, repleta de templos sagrados y con una cálida temperatura durante todo el año, lo cual es ideal para el calentamiento muscular correspondiente.

5. Santa Teresa (Costa Rica). Conocido destino de surfistas en el que también se está imponiendo la cultura yogi. Considerado un lugar cargado de una magia espiritual que te envuelve desde el principio.

6. Big Sur (California). Paraíso de terapias regenerativas, masajes y balnearios, donde también el yoga se ha hecho su propio espacio.

7. Kauai (Hawaii). Un lugar recóndito, paradisiaco y ubicado lejos del turisteo comercial. Ideal para estar en contacto directo con la naturaleza y el mundo marino.

El yoga y las celebrities

Si después de todo este recorrido ilustrativo a través de los secretos del yoga todavía no estáis convencid@s, plantearos una pregunta ¿Por qué es una yogi empedernida esa famosilla a la que tanto admiráis? La respuesta es que tanto ella como muchas otras celebrities consideran que el Yoga de alguna forma les ha cambiado la vida y no dudan en reconocer su afición públicamente.

Sin ir más lejos, Gwineth Paltrow se levanta a las 04:30 de la mañana durante seis días a la semana para realizar sus ejercicios preferidos. Después atiende sus deberes como madre y tiene hasta tiempo para lucir radiante delante de algún que otro photocall sin que se le vea un solo atisbo de agotamiento. Es una superdotada dirán algunas, pero resulta que Jennifer Aniston también reconoce que su positividad y fortaleza mental se la debe al Yoga. No concibe un solo día sin encontrarse antes consigo misma durante al menos sesenta minutos. Esa rutina descubre su entereza y le permite mirarse después al espejo con una seguridad nunca antes conocida.

Por su parte, Tom Hanks, pese a haber sido uno de los últimos en subirse al tren, ya agradece las innumerables secuelas que está dejando el yoga en su vida. Inicialmente recurrió al el para combatir los fuertes dolores que sufría y todavía no se cree el maravilloso resultado que ha tenido sobre su persona. Hoy no puede negar que su rutina mañanera no sea la base sobre la cual giran el resto de las cosas importantes que le rodean.

Cuando apenas contaba con veinte años, Jessica Biel sufrió una crisis existencial que la puso contra las cuerdas. Una época en la que navegó sin rumbo y perdió la ilusión por todo. Hoy, el yoga le ha cambiado literalmente la vida. Ha ayudado a canalizar sus deseos y a encontrar su camino a base de espiritualidad y ganas de hacer cosas por los demás. Las clases de yoga le hacen sentir el calor de un grupo de personas con las que comparte sentimientos y valores afines. Su plan incluye media hora de ejercicios diarios en los que pone freno al estrés y encuentra su calma particular.

Russell Brand tampoco esconde su dedicación al culto mente-cuerpo. Los que le tratan de cerca cuentan que es un ávido meditador que además ha puesto empeño en ayudar a personas con adicciones a través del yoga. Desde hace un tiempo regenta su propio centro para atender este tipo de fines sociales.

Por todos es también conocida la afición al wellness de Miranda Kerr, la cual lleva quince años practicando yoga a diario. La meditación le proporciona fortaleza y afán de superación.

El power flow yoga ha permitido a Robert Downey Jr. superar sus adicciones y le ha ayudado a encontrar un equilibrio emocional que ni siquiera el mismo conocía. El actor se muestra más calmado a la hora de tomar decisiones, consciente de sus actos y de las repercusiones que tienen todas las decisiones que toma en su vida.

Por su parte,David Beckham practica Bikram yoga, una variante que le proporciona una relajación extrema y calma sus intensos dolores de ex-futbolista. Además, junto a su esposa Victoria Beckham comparte intensas sesiones de power yoga para potenciar su relación de pareja y mantenerse conectados espiritualmente.

Jessica Alba es asidua de varios centros de Yoga en Los Ángeles. La actriz tiene su propia línea deportiva, es una amante del culto al cuerpo y además reconoce que el sculpt yoga es su modalidad fetiche.

Para Alessandra Ambrosio el yoga es una técnica perfecta para la tonificación corporal. La supermodelo brasileña no duda en sacar diez minutos diarios para sacar su alfombrilla y realizar sus estiramientos o bien en la más estricta soledad de un hotel o incluso en medio de un parque repleto de gente.

Como habéis podido comprobar, estamos pues ante un universo de posibilidades por descubrir, así que, ¿Por qué no os enfundáis un precioso Mono Medeiros de Porto Brazil y os entregáis también al apasionante mundo del Yoga? El mono Medeiros corresponde a la espectacular colección Beco do Bat, inspirada en el arte urbano de Sao Paulo, una mezcla de expresiones que refuerzan la figura activa de la mujer brasileña.

Porto Brazil dispone del modelo perfecto para practicar vuestras “asaras” preferidas. Una prenda preciosa, disponible en varios colores, diseñada con doble tejido en el frente para una mayor sujeción y además tremendamente flexible para permitiros una libertad de movimiento total.

No esperéis más e iniciaros en el yoga de la mano de Porto Brazil.

Older Post Newer Post

0 Comments

There are not comments yet. Be the first one to post one!

Leave a comment